14 de junio de 2017

Ayer terminé de ver en Netflix (es larga, una película pero larga y nunca tengo tanto tiempo) una película con Matthew McConaugh (nunca sé si lo escribo bien pero bueno): Free State of Jones. La película no tiene nada de extraordinario excepto las increíbles imágenes del pantano en Mississippi donde pasan cosas importantes, un lugar encantado, con troncos y agua estancada como si fueran dos bosque invertidos que se tocan las raíces. El resto es una película clásica, sin experimentos ni nada y con un guión que está bien... y de a ratos no tanto, sobre todo al final. Pero la historia que cuenta me fascinó y yo no la conocía. Es una historia un poco "Mesías Blanco" pero no del todo porque hay varios que ayudan y mucho y no son blancos (explico rápido, no como en la Facultad: el Mesías Blanco es un guión, una historia repetida, en la que un héroe blanco, un individuo, salva a los hombres y mujeres de otras etnias (que, aparentemente, no pueden mucho solos, por ejemplo, Mississippi en llamas, Avatar, Schindler, bueno, hay muchas). La cuestión es que en un momento dado, en medio de la Guerra Civil, estos blancos y negros (una sociedad mixta impensable en ese momento en el Sur, arman una especie de condado Free, sin esclavitud, y se lo ofrecen a Sherman, que no lo acepta (no le parece que el lugar sea estratégico). Sobreviven a la Guerra pero no a lo que sigue, donde todo vuelve a su lugar, incluyendo la esclavitud disimulada en otras formas (esa parte sí la sabía). La mejor de las escenas, creo, es una en la que el protagonista, el blanco que empieza con todo eso (junto con varios negros esenciales), lee los principios del país "Jones" que están creando (es el nombre del pueblito en el que viven todos) y los cuatro principios son maravillosos. No me los acuerdo todos pero son "Todos lo que andan en dos piernas y..., son hombres" (o sea, incluyendo los negros); "Nadie puede ser rico si eso hace que otro sea pobre", y dos más que no me acuerdo. Me conmovió. Para conocer la historia, la recomiendo. Las pocas escenas en el siglo XX con respecto a un descendiente dicen MUCHO del racismo inherente a los EEUU.

1 comentario:

Jorge Prinzo dijo...

Newton Knight: From this day forward we declare the land north of Pascagoula Swamp, south of enterprise and east to the Pearl River to the Alabama border, to be a Free State of Jones. And as such we do hereby proclaim and affirm the following principles. Number one, no man ought to stay poor so another man can get rich. Number two, no man ought to tell another man what you got to live for or what he’s got to die for. Number three, what you put in the ground is yours to tend and harvest and there ain’t no man ought to be able to take that away from you. Number four, every man is a man. If you walk on two legs, you’re a man. It’s as simple as that.